actualidad, Psicologia

“Tatuajes en la piel, marcas en el alma”

En sintonía con la conmemoración del día del psicólogo, a continuación se presenta una viñeta clínica en la que se puede observar de manera gráfica como el espacio de atención psicológica constituye un corte con la cotideaneidad sentida como asfixiante.
Un espacio en que el peso y dolor de ciertas marcas de la vida, pueden resignificarse en relación a la historia de cada paciente, dando lugar a nuevos interrogantes internos, que posibiliten un reposicionamiento frente al entorno, abriéndose como posibilidad vivir sin un costo extra: vivir la vida de otra manera es posible…

“Tatuajes en la piel, marcas en el alma”
Este escrito surge a partir de lo trabajado en consultorio con una paciente de 34 años. En un inicio se presenta para consultar por uno de sus hijos, mostrándose ella misma desbordada, con una mezcla de enojo e impotencia. “estoy cansada, no hago nada para mí, necesito un rato para apagar el interruptor”.
Aparece en su discurso una gran necesidad de desconectarse, de poder romper con esa rutina que la encierra en un ruido constante, en la que se siente atrapada. “Quería estudiar, pintar, pero nunca arranco…”
Frente a este desborde en relación a los otros que la abruman, surge como pregunta: “¿qué sentís?”: “Nada”. Emociones tapadas, angustia al enfrentar el vacío sentido al escucharse en el peso de su discurso la palabra: NADA.
Comienza a repetirse en su decir, en forma de queja, que su tiempo se encuentra organizado en base a los demás: “mi tiempo es corto, se me pasa rápido, es el horario que tengo permitido”. Vacío gigante, el de un sujeto que siente expropiado su propio tiempo, tiempo embargado, retenido por los otros que la rodean.
En un intento de generar una grieta en este “embargo temporal”, se incentiva en la paciente el dar lugar a alguna actividad propia, en relación a su deseo. De esta manera, el arte cobra presencia con su expresión reparadora: “a mi me encanta pintar”.
Con el transcurrir de los encuentros y la llegada del clima más cálido, la paciente deja ver en sus brazos distintos tatuajes. Estas marcas “pintan su cuerpo” en diferentes dimensiones.
Estos tatuajes son descriptos en sesión, marcando: el nombre completo de cada uno de sus hijos, el nombre completo de cada uno de sus hermanos, y solo la inicial en idioma chino en referencia a su propio nombre.
Así hacen marca en su piel, el peso del nombre completo de cada uno de los otros que ella ama, ocupando su propia inicial un mínimo y poco legible espacio en su piel (tatuada en idioma chino). “Los tatuajes me gustan, pero no me los banco, me duelen”.
De esta manera, podría pensarse que el peso de estas marcas pintadas en su piel, representan la escasez y confusión al momento de darse un lugar y tiempo para sí misma. Espacio corporal y tiempo mental que duele al amar a otros, dejando de cuidarse y ocuparse de sí misma.
Pintadas en el cuerpo, pintadas en el alma…
Expresión artística que permite comenzar a construir un nuevo camino posible, un camino conectado con su deseo: pintar sus sentir- es, manifestando sus decir-es, coloreando su alma.

 

Lic Germán Rothstein

Contribución Plástica: Marisol M.
https://marisolm-arte.blogspot.com.ar/

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 14-oct-2017 2:11:59 UTC
Este documento se ha almacenado en Safe Stamper con código de verificación 171014-59G4ND
y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/171014-59G4ND

1 comentario en ““Tatuajes en la piel, marcas en el alma””

  1. Me gusta!! ya que yo con tan solo dos me identifico en el sufrimiento y en lo que representa cada uno, no estoy de acuerdo con el tatuarse por tatuarse tan solo, para mi algo que vas a llevar en tu piel, en tu cuerpo y contigo el resto de tu vida tienen que significar/representar algo para cada uno, así mismo los lugares y las dimensiones que uno elige.
    Muy bueno Licenciado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.