«Llamada equivocada»

Un sistema de comunicación está constituido por un emisor, un mensaje y un receptor. Además, canales comunicacionales y ruidos que generan interferencias.

Este esquema que a primera vista parece tan claro, no siempre resulta sencillo de llevar adelante en las relaciones interhumanas.  

Las emociones entran en juego, cobrando diversas formas, tiñendo cada vínculo según las características de sus integrantes (extrovertidos, introvertidos, tímidos, desinhibidos, etc.).

Sigue leyendo