adultez, Daniela Pinto del Canto, Escritos, infancia, Psicología

“Por – Menores de ser niños, Por – Mayores de ser padres”

 
 

 

Ser hijo, ser hija.

Ser padre, ser madre.

Roles tan nombrados, y en ocasiones tan complicados.

           

           

            Ser niño pareciera ser algo que se vive con espontaneidad: permitirse jugar, disfrutar, y a la vez enfrentar esos miedos que produce “ir creciendo”. Pero eso que a los ojos de los adultos parece ser tan sencillo, para los niños no lo es tanto. Jugar es la cosa más seria e importante del mundo, posibilita la aprehensión de acontecimientos de la vida desde el juego y la fantasía.

            A veces, este estado de fantasía se ve interrumpido por la cruel realidad socio – económica de algunas familias, no estando cubiertas sus necesidades básicas.

            A pesar de estas situaciones, los niños se abren camino, siendo cada uno de ellos único y diferente.

            Es muy importante acompañarlos en su crecimiento, con las primeras reglas que permitan la conformación de hábitos. Los encargados de esta tarea fundamental son los adultos responsables: papá y mamá en casa o quienes están cubriendo esa función, y los maestros en la escuela.

            Tarea ésta que en un principio parece sencilla, pero que a la hora de llevarla a cabo no lo es tanto:

  • Decir que NO en el momento adecuado, y sostener ese NO a pesar de sus caprichos, sin necesidad de violencia física ni verbal.
  • Pensar los límites como marcos que regulan las relaciones que incluyen al niño y adultos que intervienen. Marcos de regulación que establecen condiciones para que algo se realice.
  • Contener y abrazar a un niño cuando se desborda emocionalmente.

¿Quién sostiene?

            Las funciones de ser padre y ser madre, es poder sostener a los niños en su crecimiento.

            ¿Qué sucede cuando padres y madres no pueden sostenerse a ellos mismos por sus propias historias de vida?

            ¿Cómo ser padre y madre, cuando muchas veces los propios padres de los hoy adultos, no cumplieron con su función?

            Interrogantes que llevan a intentar como desafío la posibilidad que advenga lo nuevo e interrumpa una repetición en serie.

            Así podría pensarse que se llega a un estado en que tanto niños como adultos desean lo que no tienen: “los niños ser grandes para dejar atrás los problemas y por-menores de una infancia que se siente difícil, y los padres ya no ser adultos y volver a ser niños para quitarse de encima los por-mayores de ser grandes, que se sienten insoportables e insuperables”.

           

Texto: Lic Germán A. Rothstein

Contribución Gráfica: Daniela Pinto del Canto (Chile)

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 15-jun-2019 4:32:42 UTC Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190615-MEMNW9 y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190615-MEMNW9?locale=es

1 pensamiento sobre ““Por – Menores de ser niños, Por – Mayores de ser padres””

  1. Es exactamente la realidad que nos despierta día a día .La falta de responsabilidad en los mayores,y que se refleja en la conducta de niños y adolescentes..Sin ejemplos familiares,los niños son meros navegantes sin destino final.Sólo disfrutan el momento y sin pensar el por qué y el para qué …y les cuesta reconocer la realidad familiar porque no han conocido ejemplos cercanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.