adolescencia, Escritos, GARG Fotografía, Psicología

“Adolescencia: caminos de dolor, caminantes del amor”

 
 
Entrando en la pubertad y rumbo a la adolescencia comienzan a suceder en los jóvenes algunos cambios. Expresan sentirse extraños, confundidos, sin saber hacia dónde ir, ni que rumbo tomar. Cambios en el cuerpo, cambios en el sentir. Dificultades vinculares a nivel familiar y con sus grupos de pares, problemas para pertenecer.
 
 

Aparecen así los primeros interrogantes acerca de: “¿ese chico-a me gusta, qué le digo? ”. La imagen corporal cobra un papel preponderante entre sus preocupaciones, ¿Cómo me veo?, ¿me veo gordo-a? ¿me veo flaco-a?” “cómo le voy a gustar a alguien, si ni siquiera me gusto a mí…”
Jóvenes que comen cada vez menos, incluso algunos dejan de comer, aparecen atracones y vómitos. Cabe preguntarse, ¿con que se atracan, que se les atraviesa? ¿estarán vomitando comida o angustia y dolor que no pudo ser dicho, ni escuchado?
Caminos de dolor al intentar descubrir cómo acercarse y ser aceptados, caminantes que intentan gustar y gustarse.
 
Aprender a vincularse, dejando de ser niño-as e intentando ser grandes, darse cuenta que las personas se ven distintas. Descubrir quién es papá y quién es mamá, cuando cae la ilusión que se tenía sobre ellos. Descubrir y soportar esa realidad…
Darse cuenta que muchos vínculos duelen, que la vida no es lo que se ilusiona. Sentirse vacío-as y confundido-as, que nada de lo aprendido calma.
Aparecen en algunos casos las pastillas, para desconectarse de la realidad: “es como si me resetearan el CPU”. En otros casos los cortes en el cuerpo: “cuando me corto sale la sangre junto con todos los quilombos”.
Caminos conocidos: los heredados y vividos en familia durante la infancia, locuras familiares que rodean, encierran y atrapan. Locura conocida que tiene un costo pero que da miedo cambiar.
Nuevos caminos alternativos que se vislumbran, comienzan a descubrirse y pueden llegar a construirse, pero el temor a lo nuevo asusta. Caminos que cuestan y confunden, caminantes que adolecen …
 
 
Sensaciones de no tener un lugar, de no pertenecer. Sentirse confundido-a, sentir que nadie entiende. Sentir que se es raro-a, no encajar en la familia o grupo de amigos. No saber donde estar, o que hacer para pertenecer.
Jóvenes que no encuentran un lugar, que huyen de sus casas en búsqueda de un camino que lleve a algún lado: “vivir con mi viejo-a y su pareja es una mierda, mi trabajo es una mierda, la escuela es una mierda, me rodea la mierda, dónde puedo ir para que no haya tanta mierda?”.
Algunos se van por días a casa de amigo-as, otros buscan refugios con sus abuelo-as (grandes sostenes en la actualidad).
Búsqueda constante de un lugar en el mundo que se sienta bien, caminantes que caminan y caminan, adoleciendo en sus repetidos viajes esos lugares contaminados por “locura maloliente” de algunos adultos que los rodean, caminantes incesantes que sueñan encontrar lugares más sanos, que no apesten y huelan mejor.

El adolescente rompe desde su rebeldía aquello que el adulto ofrece como repetición de su historia; y a su vez denuncia lo que falta demandando amor.

Frente a todas estas realidades, jóvenes caminantes un pequeño mensaje les quiero dejar:

“Aunque los caminos parezcan oscuros y sin color, asomando una y otra vez el sufrimiento y dolor;
aunque sientan que la locura los rodea y atrapa, pareciendo que no hay remedio ni cura frente a tanta amargura;
aunque se sientan solo-as en el mundo apareciendo como única opción la autoagresión;
nunca se olviden a animarse, a descubrir y construir el lugar más importante: su propio mundo interior!!
Ese mundo interior que los hará valientes caminantes, enfrentando grandes tormentas en caminos sinuosos y desafiantes, siendo sus herramientas más importantes: su inteligencia, sus emociones, picardía y humor!
Y en esos momentos en que los rayos y truenos del dolor asustan, no olviden que en ese tramo del camino los guía su brújula más importante: sus pasiones, deseos y amor.
 
 

Texto: Lic Germán Rothstein

Imagen Portada: GARG Fotografía

Imágenes restantes: Pixabay.

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 15-sep-2017 4:11:37 UTC
Este documento se ha almacenado en Safe Stamper con código de verificación 170915-CGMT7L
y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/170915-CGMT7L

 

Entrevista televisiva sobre la temática rebeldía en la adolescencia:

 

Video sobre la adolescencia:

4 comentarios sobre ““Adolescencia: caminos de dolor, caminantes del amor””

  1. Hola!! Muy buen texto y relato!! Tengo un hijo adolescente y estoy pasando por eso…angustias, dolor, ansiedades, temores..es difícil uno no está preparado como madre/padre, gracias!

  2. Excelente!.. Gracias por hacernos ver las cosas que a veces lo tenemos al frente pero no queremos ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.