arte, Escritos, Psicología

Símbolos: pertenencias y diferencias.

Empiezas a crecer y sientes que te cuesta pertenecer.

Por momentos descubres a alguien que se convierte en tu “mejor amigo, tu mejor amiga», pero suelen ser solo uno o dos…

Las diferencias hacen sentir su peso entre la gente, la mayoría critica, se enoja… no reacciona como tu imaginas.

Crueldad en las relaciones, duelen tus emociones.

Ingresas en la adolescencia, y comienzas a darte cuenta que hay códigos, ideologías, creencias, sistemas de diferencias y pertenencias que te acompañaran durante toda tu vida: símbolos.

¿Qué es un símbolo?

Un símbolo es la representación perceptible de una idea, con rasgos asociados por una convención socialmente aceptada.

Parafraseando a Lévi Strauss, y su concepción del sistema simbólico: “Toda cultura puede considerarse como un conjunto de sistemas simbólicos, entre los cuales figuran en primer plano el lenguaje, las reglas matrimoniales, las relaciones económicas, el arte, la religión”.

El pensar es posible por la capacidad del sujeto para emplear símbolos, el pensar es un ordenamiento y re ordenamiento de palabras, lenguaje.

Desde el psicoanálisis, el autor Carl Jung en su libro “El hombre y sus símbolos”, manifiesta: “símbolo es un término, nombre o pintura que pueda ser conocida en la vida diaria, aunque posea connotaciones específicas, además de su significado corriente y obvio. Representa algo vago, desconocido u oculto. Tiene un aspecto inconsciente más amplio que nunca está definido con precisión, o completamente explicado. Como hay innumerables cosas más allá del entendimiento humano, se usan términos simbólicos para representar conceptos que no son posibles de definir desde la razón (ejemplo: lo divino en las religiones).  El hombre también produce símbolos inconscientes en forma de sueños”.

Sigmund Freud, en “La interpretación de los sueños”, realiza un análisis complejo de los símbolos y su relación con lo inconsciente. Entiende a la simbólica como el conjunto de símbolos dotados de significación constante, que pueden encontrarse en diversas producciones del Inconsciente.

Los sueños, conjunto de símbolos que expresan de modo cifrado, aquello que de manera consciente no se puede decir todavía en palabras.

Los símbolos y su utilización en la vida cotidiana.

En la vida cotidiana, se vive rodeado de símbolos, se piensa a partir de simbologías: una bandera representa la patria de un país, cierta ropa hace pertenecer a determinada “tribu social”, una marca de auto hace sentir formar parte de un distinguido estrato social.

Además, diversos símbolos a nivel social son utilizados por el mercado y el sistema de poder, como una forma de manejo de masas, desde el sentido de pertenencia.

 Se encuentran variados ejemplos, entre ellos:

– el “celular de la manzanita” o la tenencia de objetos de ciertas marcas, como una forma de pertenecer a cierto grupo o estrato social.

– banderas o partidos, que representan simbólicamente ciertos ideales a los que se adscriben los grupos de personas para pertenecer.

Ismos: símbolos y sus excesos

¿Qué sucede cuando en nombre de un símbolo, se cometen excesos que van más allá de los ideales iniciales propuestos?

Esta manipulación de masas en nombre de un símbolo, ha llevado a la humanidad a realizar hechos del orden de lo terrible. Excesos que se convierten en “Ismos” (sufijo que forma sustantivos que suelen significar ‘ doctrina ‘, ‘ sistema ‘, ‘ escuela ‘ o ‘ movimiento), tienen sus extremos en matanzas indiscriminadas, como en el fascismo, nazismo, etc.

¿Cómo se explica esto?

Es tan fuerte la pregnancia de un símbolo, sumado a la fascinación de pertenecer a ciertos grupos (incrementado en épocas de crisis económicas y vulnerabilidad social), que muchas personas tienden a renunciar a su capacidad de pensamiento crítico, perdiendo hasta su conexión con el principio de realidad. Se llega a exponer la propia vida o la de otro.

Símbolos en el consultorio.

Un paciente piensa, reflexiona, metáforas, lapsus… un analista abre preguntas, realiza señalamientos, interpretaciones…

Un niño en sus dibujos y juegos expresa conflictos no conscientes, símbolos de aquello que todavía no puede decir en palabras, un analista interviene sobre esos símbolos lúdicos y gráficos…

Un paciente relata el texto o contenido de un sueño significativo, un analista lo invita a asociar, buceando en el simbolismo onírico…

Si el pensar es posible a la capacidad de manipular símbolos, te invito a pensarte a ti mismo:

¿Qué símbolos te representan?

¿Con qué símbolos te identificas y diferencias?

Texto: Lic. Germán Rothstein.

Imágenes: Pixabay.

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. Dirección: C/ Bari, 39, 2ª Planta – 50197 Zaragoza (España). A fecha: 27-jul-2021 1:02:07 UTC
Este documento se ha almacenado y registrado en Safe Stamper con código de verificación 210727-6AXL5F y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/210727-6AXL5F?locale=es
Para conocer el funcionamiento y validez legal de este certificado puede consultar la siguiente dirección: https://www.safestamper.com/legal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.