adolescencia, adultez, arte, Camila Zawadzki, Escritos, Psicología

“Escultores del cuerpo, artistas del deseo”

“Es mi mente quien manda, mi cuerpo solo obedece. Es mi mente quien avanza mientras mi cuerpo solo sufre las consecuencias de sus decisiones.

Buscar lo inalcanzable, la conquista eterna, la vara siempre un poco más alta. De eso se trata esto, no es físico aunque así lo parezca, las apariencias engañan. Mi deporte, mi pasión, en los hechos tangibles de mi mente, consiste en, simplemente, ir siempre un poquito más allá..

Algo masoquista no lo niego, sobreponer al físico al desgaste extremo, al organismo a extremos, pero sin dudas a tu mente al más imponente control, para continuar, para proseguir, para avanzar, aunque duela, aunque cueste, aunque no quieras más, en el fondo, Queres”.

Federico González, Atleta de Fisicoculturismo Internacional.

Históricamente se ha debatido en torno a la dicotomía mente-cuerpo.

Es válido preguntarse por el impacto del estado emocional y mental en el cuerpo, así como el reflejo que devuelve el propio cuerpo afecta al mundo interno.

Curioso siglo XXI, en que prepondera la imagen y su reflejo como forma de poder social y autovaloración personal; y a su vez ese mismo cuerpo que se valora es “estallado” por la propia mente ante situaciones emocionales no resueltas.

De esta manera se pueden encontrar distintos “escultores del cuerpo”.

Escultor del deporte, equilibrada alimentación y exigencia física son tus herramientas más preciadas, fascinación encuentras en el bello reflejo moldeado, inundando de deseo tu cuerpo trabajado, y endorfinado.

Escultor de la pura imagen, un cuerpo socialmente aceptado es tu meta, exigencias de un mercado consumista, tretas de un sistema capitalista, mercantiliza tu cuerpo, confunde tu mente, apaga tu deseo y enfermas…Cuerpo superficial, maltratado por pastillas y falsas creencias en rigurosas dietas.

Escultor desempleado, usas tu cuerpo como medio de transporte cotidiano, te lleva y te trae una y otra vez a diferentes lados, pragmatista a ultranza, sufres sin darte cuenta, desgaste progresivo de un cuerpo no mirado, olvidado.

Escultor averiado, tu mundo interno se encuentra desbordado, emociones te inundan, te sientes confundido y asustado, palabras que se escapan, sustancias que anestesian, tu cuerpo cortas y lastimas, actos desesperados… en una falsa creencia de alivio encontrado.

Escultor entintado, tu deseo con trazos eternos es dibujado, diferentes formas y colores despliegas en tu piel, emociones sentidas se graban, significados se materializan… en tu cuerpo el arte hace marca y brilla.

Escultor del deseo, tu herramienta es la más preciada y buscada, difícil de encontrar, poderosos sentir-es  al momento de conectar, deseo querido deseo… motor de la libre elección, habilitas el lugar en el cuerpo al equilibrio, la salud, el disfrute y la pasión.

Cada sujeto, a lo largo de su historia va siendo diferentes escultores, según las herramientas internas que va adquiriendo y construyendo, posibilitando diversas formas de pensar y sentirse a sí mismo.

Permítete ser el escultor de tu propia vida!

Más allá de los decir-es ajenos y modelos sociales que marean, elige según tu deseo, permitiéndote ser libre, sin lastimarte ni exponerte.

A vivir tu momento! se artista de tu propio deseo, esculpiendo tu mejor versión, auténtico y original escultor!

Texto: Lic Germán Rothstein

Contribución Gráfica: Camila Zawadzki https://www.instagram.com/zawadzkicamila/

Contribución testimonio inicial: Federico González https://www.instagram.com/fedegonzalez.athlete/

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 05-may-2019 16:18:48 UTC

Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190505-AYVNR9 y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190505-AYVNR9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.