adolescencia, arte, Escritos, infancia, Matías Thourte, Psicología

Crecer: esa diferencia, TU diferencia.

            Desde la niñez se sufren las diferencias, diferencias de  no ser tan…

  •  lindo/a como (gordo/a – flaco/a, rubia/o – morocha/o, alto/a – petiso/a)
  • habilidoso/a como (jugar bien o mal, cantar bien o mal, inteligente o burro).

            Constantes comparaciones a las que nos vemos expuestos desde que nacemos, por una sociedad que exige «ser como» para pertenecer, un “ser como” para un falaz y superficial éxito.

            No solo es un tema del ser, sino también del «tener». Si no puedes tener determinado juguete,  marca de ropa o celular reluciente, no eres lo suficientemente bueno.

            Cuando la calidad del ser se basa y determina desde el tener, la tristeza y el vacío se hacen poderosos, sintiendo el mundo interno un vacío intolerable, gritando síntomas diversos: cortes en el cuerpo, vómitos, ansiedad, depresiones, impulsividad, inhibiciones, etc. Un poderoso alarido de S.O.S: ayuda y valorización de diferencias, de TU diferencia.

            Aquello que nadie te enseña (ni la escuela ni los medios de comunicación), es que esa diferencia que desde niño o adolescente te hace sufrir (¿por qué no seré como?), a medida que pasa el tiempo, es esa diferencia… TU diferencia la que te permitirá crecer.

            Crecer internamente es hacer valer lo propio y diferente, lo original y personal.

            Crecer desde el ser, conectándose con aquello que uno siente. Cuando se logra dicha conexión emocional, «el tener» pasa a ser en algunos casos «un medio para » y en otros un «mero adorno».

            ¿Por qué la sociedad hace que sientas la diferencia como terrible o errónea? ¿Por qué el sistema le hace sentir al diferente que es menos o queda afuera?

            A la sociedad le asusta la diferencia, porque «ser diferente» rompe lo establecido, siendo motor de un cambio posible. A este sistema impuesto, le da tranquilidad que todos creamos que «está bien y es de ganador » ser igual a… borrando diferencias,  reproduciendo “lo normal”. Ese «normal» aburrido que garantiza la repetición de lo establecido, status quo poco sano pero tranquilizador de ciertos centros de poder.

            Pero es valioso escuchar tu diferencia, transformando ese ruido de tu niñez y adolescencia en un llamado para crecer, defendiendo tu esencia. Creer en TU diferencia, para crecer haciendo marca, con estilo y presencia, brillando desde tu propia esencia.

Texto: Lic Germán Rothstein

Contribución Gráfica: Matías Thourte (Argentina)

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 22-dic-2019 13:36:43 UTC Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 191222-QLL75G y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/191222-QLL75G?locale=es

2 comentarios sobre “Crecer: esa diferencia, TU diferencia.”

  1. Real…precisas palabras para describir una verdad existente , y muchas veces ignorada por la sociedad , tanto en el plano educacional como en el trabajo diario …

  2. Es un escrito muy acertado
    El Ser y Pertenecer es algo que hemos olvidado gracias a la sociedad en que vivimos, ya que esta impone estereotipos que tenemos que seguir perdiendo criterios e ideales desde antes de nuestro naciemiento.
    Dejamos nuestros pensamientos a un lado por tratar de encajar en la familia, grupos sociales, grupos educativos, grupos laborales ya que ser diferente, pensae diferente te hace ser desadaptado, raro segun nuestra sociedad, abandonamos nuestra esencia, nuestra integridad, nuestra identidad por el temor de ser juzgado o criticado.
    Nos perdemos y olvidamos quienes somos por miedo, por inseguridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.