adolescencia, adultez, Escritos, infancia, Psicología, Sociedad

«Tiempos de Equilibristas»

            Frente a diferentes situaciones, se intenta no perder el equilibrio. Pero frecuentemente alguien se encuentra, sin darse cuenta ni poder evitarlo, en la cornisa.

            En esos momentos aparece la desesperación por intentar no caer. Aunque a veces, es tan fuerte la atracción hacia el vacío, que resulta irresistible una nueva caída.

Un viaje en el tiempo

            Retroceder a la gestación, sentir el calor de la panza materna, nueve meses de calidez, alimentación y amor.

            De pronto, se sufre el primer impacto de la vida: el nacimiento. La incomodidad de tener que abandonar un espacio en el que flotar y alimentarse, para comenzar a respirar.

            Se empieza a crecer, en una infancia de diversos sentires: separación materna, espacios transicionales de juego, ingreso a la escuela (debiendo aprender y socializar más allá de la familia).

            Saliendo al mundo externo, llega la pubertad y adolescencia. Dificultades de pretender ser grande e ingresar al universo adulto, sin querer dejar de ser del todo niño: mejores amigos, ídolos, primeros amores, primacía de la imagen y del cuerpo, conexiones virtuales.

            Pasa el tiempo y todo se complica al tener que formar parte de un mundo adulto, enfrentando la obligación de crecer, sin querer dejar del todo “esa ingenua inmadurez adolescente”.

            Intento de pertenecer a distintos grupos, en una sociedad en que todo da la sensación de diluirse: trabajos se complican, relaciones se frustran.

¿Algo es como se desea?

            La vida es un proceso de diversos crecimientos, en los que se pierde el equilibrio una y otra vez, para volver a compensarse y seguir creciendo.

Valientes equilibristas, siempre escuchen esa voz interna de esperanza inagotable en su lucha diaria y constante.

¿Qué sentido tiene este camino que toca recorrer?

Creer que es posible, existen momentos mágicos, instantes simples de conexión con la pasión y el deseo, “sal de la vida” que permite soñar y sentir que es maravilloso vivir la vida.

Texto: Lic Germán Rothstein.

Imágenes: Pixabay.

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. Dirección: C/ Bari, 39, 2ª Planta – 50197 Zaragoza (España). A fecha: 29-may-2022 23:24:37 UTC

Este documento se ha almacenado y registado en Safe Stamper con código de verificación 220529-QQPP7R y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/220529-QQPP7R?locale=es Para conocer el funcionamiento y validez legal de este certificado puede consultar la siguiente dirección: https://www.safestamper.com/legal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.