actualidad, Psicologia

“Cara borrada, Cara robada: des-carados”

Este texto se inspira en una paciente de 34 años, quien al ingresar al consultorio expresa : “no tengo NADA, ni hijos, ni marido, NADA”.
Fue al psicólogo en otras ocasiones: “siempre que hice terapia fue por problemas de pareja, de familia”. “¿Y por vos en algún momento pediste ayuda?”… silencio.

Sigue leyendo ““Cara borrada, Cara robada: des-carados””

actualidad, Psicologia

“Cuestiones de un extraño sentir…”

En pleno siglo XXI, sostener una relación de pareja desde un lugar saludable se ha vuelto algo complicado.
Aquellas formas llamadas “tradicionales” de pareja y familia fueron mutando. Incluso la llamada “familia nuclear” ha ido desapareciendo, hasta volverse una excepción, dando lugar a la “familia ensamblada”. Esta última podría pensarse como una muestra de lo efímero y del escaso sostén en el tiempo de las relaciones de pareja: en pocos meses se separan, entablan nuevos vínculos y “casi sin conocerse” empiezan a convivir, trayendo al mundo a nuevos hijos.
Tal vez esta tendencia sea una manifestación de las dificultades, cada vez mayores, de los sujetos al momento de conectarse con sus emociones. En el acercamiento a un otro, pareciera resultar fácil hablar sobre cuestiones superficiales y realizar comentarios efímeros sobre la cotidianeidad, sumado a una creciente banalización de la sexualidad que se ha tornado moneda corriente.
Pero… ¿que sucede cuando se comienza a sentir?
En ese momento se escucha que aparecen miedos, inseguridades, tendencias a huir de alguno de los integrantes de la pareja, confusiones (no entendiéndose muchas veces, como se acaba un vínculo que supuestamente venía creciendo y en el que ambos se sentían en armonía).
De esta manera, suelen llegar pacientes cuyo motivo de consulta es la confusión que aparece a la hora de sentir, planteándose como posibilidad dejar a sus parejas, siendo repetida la expresión: “no se qué hacer con lo que siento…”. Ante esto, se comienza a trabajar sobre sus dificultades a la hora de acercarse y conectarse con sus emociones, abriéndose diversos interrogantes.
Pero también aparecen en otros pacientes, manifestaciones de enojo, dolor y tristeza cuando son dejados, estando la huida del lado de sus parejas. Dicen no entender, sintiendo frustración e impotencia ante la paradójica y loca frase que resuena y se repite: “Te quiero, te amo… por eso no puedo estar con vos”.
Curiosa época esta que nos toca vivir, en la que se ha vuelto extraño y temido el sentir, siendo habitual lo efímero y el huir…

Lic Germán Rothstein

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 07-may-2017 18:20:28 UTC
Este documento se ha almacenado en Safe Stamper con código de verificación 170507-S7FZP5
y puede ser validado en la dirección
https://www.safestamper.com/certificate/170507-S7FZP5