arte, Escritos, Natalia Canales, Psicología

“Cuerpo mirado, cuerpo minado”

¿Qué sucede cuando otras miradas atraviesan el cuerpo?

¿Qué sentir cuando la propia mirada castiga el reflejo que devuelve el espejo?

A lo largo de la historia, atravesamientos socio culturales han influido en la forma en que los cuerpos deben ser mirados, significados, sentidos y vividos.

 “Religiones con su deber ser, ejercen su discurso con poder,

vociferando pecado ante el cuerpo deseado…

¿qué se puede mostrar, cómo se lo debe mirar?

Momentos históricos fragmentan el cuerpo,

direccionando la mirada, estableciendo cuál debe ser su parte más valorada.

Cuerpos des-armados, juzgados y criticados, cuerpos marcados…

Siglo XXI, primacía de la imagen, desvalorización del sentir:

“likes como indicadores de éxito y reconocimiento “

acumular cientos de desconocidos seguidores para existir…

¿espectadores de una “época del aparentar y mentir”?

Fotografías a repetición inundan las redes sociales,

aplicaciones y filtros fotográficos borran las huellas del tiempo,

falsa ilusión cumplida del deseo de eterna juventud.

Signos de pertenencia, más cuerpo mostrado, abandono de lo sentido…

esfumándose la diferencia entre lo público y lo privado, entre lo íntimo y lo mostrado.

Crecer y querer pertenecer… miradas que minan la subjetividad una y otra vez,

¿el cuerpo posible, será mimado desde el ser o estallado desde lo social?

El poder normalizador sociocultural, con su mirada despiadada

no acepta diferencias y particularidades, arrastrando al ser a la nada.

 Paradoja si las hay: en esta era de la impostura de la imagen y del mentir,

es más valorado un cuerpo estándar que el propio sentir».

Texto: Lic Germán Rothstein

Contribución Gráfica: Natalia Canales (Costa Rica)

Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 06-oct-2019 18:38:01 UTC Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 191006-CYPLRV y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/191006-CYPLRV?locale=es

1 pensamiento sobre ““Cuerpo mirado, cuerpo minado””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.