adolescencia, adultez, arte, Escritos, Kathy Coreas, La Nanso, Nancy Luna, Psicología

“Figuras y Sombras”



No todo es lo que parece, detrás de cada figura que resplandece
alguna sombra no se muestra y el peso de su sentir se padece…
 
Un paciente arriba al consultorio,
sus primeras palabras se materializan…
Fotografía palpable de su momento interno,
figura que oculta sentir-es velados,
decir-es de su historia alumbraran las sombras de su pasado.
 Una figura de papel, simpleza de su florecer que enternece,
juego de sombras…  por detrás su otro reflejo oscuro aparece.

Una persona en sociedad muestra su “mejor figura”,
figura posible para sobrevivir en un mundo de gente,
selva de rostros sin miradas, ojos vacíos perdidos en la nada.
 
“Imágenes a repetición”, oscuro brillo de las redes sociales,
 disfraz virtual de la emoción, pantomima sin pasión…
Necesidad de pertenencia, grupos de grandes simuladores
se visten de fiesta, pero sus rostros denotan tristeza.  

Siglo de imágenes banales empoderadas,
falsas creencias sostenidas en apariencias.

¿Qué tendrá más brillo: la reluciente imagen mostrada,
 o la sombra interna todavía no expresada,
 cautiva, propia y sentida?

Texto: Lic Germán Rothstein
Fotografía:  Nancy Luna (Nicaragua)
Contribución Gráfica: Kathy Coreas (El Salvador)



“Las máscaras también son reales”



“Uno no es lo que es, sino lo que cree ser. Máscaras que a veces nos atan y otras nos liberan. Y que hace el artista sino liberarse de conceptos, reglas, de la censura. Toma ese pedazo de papel, ese lienzo y el mundo no puede juzgarlo. Con la máscara del artista los límites se difuminan”. 

Texto y Contribución Gráfica: La Nanso (Perú)




Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 14-abr-2019 23:09:40 UTC
Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190414-UDGDRG y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190414-UDGDRG
adolescencia, adultez, arte, Camila Zawadzki, Escritos, infancia, Psicología, vejez

“Retratos”


Retratos de vida, congelan y eternizan para la posteridad una imagen.
Imagen sentida, que atraviesa transversalmente lo superficial de una figura, mostrando las emociones y sentir-es de un momento de vida.
Retratos que permiten la ruptura de la linealidad temporal, posibilitando en una “barrida de ojos”, encontrarnos con el pasado y el presente (presente que en unos instantes formará parte de la historia pasada).

“Un pibe, siempre pibe”

Retrato de un pibe… el dolor y sufrimiento de una infancia se condensan en tu triste mirada, rostro tenso y serio, una sonrisa más es robada, una sonrisa menos es expresada, un alma más es dañada.
Pibe que arribaste a una sociedad en crisis, un mundo cruel que va demasiado a prisa, y se olvida de tus juegos y sonrisas.
Niño tomado y arrasado por cuestiones ajenas a tu edad, tu estómago habla con el crujir de tus tripas, arrojándote en un instante al vacío… vacío de sentir hambre, vacío de sentir frío.
Te viste obligado a aprender a caminar el barrio, dónde una jungla de gente conociste rápidamente, sabiendo hacia dónde patear para poder pedir, y hacia dónde no era seguro ir para sobrevivir.

Donde asomaste tu cara al mundo, tu adolescencia te atravesó como un rayo fugaz… complicado cóctel para ser digerido:
familia, amig@s, novi@,alcohol, drogas, transas, cortes en el cuerpo, una amiga que va a ser mamá, un amigo que lo bajaron, otro que cayó en cana…
¿cómo rebelarte frente al mundo, intentando encontrar un lugar y ser parte, sin dañarte?

Trastabillando, tu adolescencia fuiste dejando, y así tu retrato de adulto fuiste encontrando…
Cara agitada, mirada cansada y alterada,
un trabajo esclavo deja tu alma perpleja,
boca abierta, sordos gritos de queja.
Garganta cargada, decir-es ahogados de angustia,
dientes gastados por el tiempo, lengua manchada de bronca,
sueños de libertad contenidos, pero nunca perdidos.
 
“Y así, pasa el tiempo, el tiempo pasa…”

Te descubres sentado en un banco, sin saber bien cómo… tus nietos corren a tu alrededor.  
Frente a tus ojos cansados de ver tanto y encontrar tan poco, aparece algo que te devuelve el brillo y tu alma agita. Estás viendo dos retratos que habías guardado desde ya no recordas cuando…el retrato de un niño, el retrato de un adulto.

“TUS RETRATOS!”

Un sinfín de imágenes y recuerdos se agitan en tu interior, emociones y más emociones…
Unas lágrimas corren por tu rostro agrietado y cansado, al mismo tiempo que se te esboza una mueca de sonrisa.
Te das cuenta de pronto, que en esos retratos que hizo hace ya tiempo esa chica, no estabas tan solo en este desierto de gente…alguien te vio!
Se cruzó en tu camino en aquel tiempo y te dijo ser una artista, una dibujante…
No habías entendido bien, pero te dio su regalo más preciado te dijo… te brindó su arte.

 Ahora te das cuenta, y entendes eso que ella te decía, más que pintar parece que magia hacía…
 
Texto: Lic Germán Rothstein
Contribución Gráfica: Camila Zawadzki


Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 31-mar-2019 23:22:28 UTC
Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190331-CE6JTK y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190331-CE6JTK
arte, Escritos, Matías Thourte, Psicología

“Navegantes: Océanos de Emociones”



“Correntadas y mareas de variadas intensidades,
se despliegan en el océano psíquico de cada sujeto,
coexistiendo en distintas profundidades.
 
Navegantes de océanos con superficie tranquila,
que parecen deslizarse por agua mansa en aparente armonía.
Aunque en sus profundidades, mudas emociones embravecidas pujan por salir,
al no encontrar expresión posible por la falaz quietud simulada,
de un momento a otro…  explosión! sonido de un gran estallido…
un torbellino de impulsividad desaforada!
 para luego retornar esa calma dibujada…
 
Navegantes de mares embravecidos, que día a día se desbordan con impulsividad…
estallan en las costas del mundo exterior con sus olas de gran tamaño y velocidad , rompiente de feroz agresividad.
 
Navegantes sin motivaciones, con sus sensaciones y emociones apagadas, lentamente se hunden en océanos de aguas silenciadas.  Especie de calma desesperada, sin olas ni rompientes… días de bajones y depresiones, necesidad de buscar ayuda en alguna vital correntada.

No pueden faltar los navegantes preponderantes de este siglo, esos que transitan por aguas revueltas con correntadas de pensamientos incesantes, olas de intensidad media pero constante, ansiedades puestas en futurologías inquietantes.

Los más sanos y buscados son esos océanos serenos, con esporádicas oleadas emocionales producto de la vida cotidiana. Correntadas que son navegadas, nombradas y surcadas sin perder la orientación que marca la brújula del deseo.
Navegantes que  disfrutan su día a día, conectándose con las corrientes de su mundo interno, dando lugar a sus emociones, anhelos y pasiones”.
 
Texto: Lic Germán Rothstein
Contribución Gráfica: Matías Thourte (Argentina)


Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 03-feb-2019 22:58:36 UTC
Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190203-G39C9Q y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190203-G39C9Q
arte, Escritos, Florencia Marenco Mittelbach, Mauricio Gutierrez, Psicología

“Formas de Mujer: Imágenes y Ser”



“Luchadora incansable a lo largo de la historia, reclamando por tus derechos fuiste construyendo en el inconsciente colectivo, tu memoria…

Derecho de ser y sentirte mujer,
derecho de poder elegir ser madre…

Lugar de mujer, lugar de múltiples formas, difícil para la sociedad poderlo aceptar y comprender. 
Lugar que cuesta ser aceptado, y muy tentador para ser usado. 
No te dejes confundir, siendo un producto útil a tanto discurso político mediático.
Se fiel a lo que sientes luchadora…con tu maravillosa femineidad, sutileza y tacto. 

Dulce y poderosa voz, portadora por siglos de lágrimas, sentir-es, ideologías y pasiones.
Historias pintan día a día tu mundo interior: florecen amores vividos, duelen las espinas de esos dolores padecidos.
Belleza en tu ser, en tu ser mujer…

Fuiste en un momento dibujada por el pincel de Frida, símbolo de valentía y fuerza, a pesar de su padecer…

Nunca olvides la esencia de tu ser, escucha esas canciones que suenan en tu alma, que hoy Florencia con su brocha hace florecer”.

Texto: Lic Germán Rothstein
 
Contribución Gráfica: Florencia Marenco Mittelbach (Argentina)



MUJER ES LO NEGRO.
.

En la compilación de cuentos El hombre imposible de Ballard del año 1966 cita, como quien no quiere la cosa, a Jung acerca del símbolo de la serpiente como sinónimo del inconsciente. Un personaje duda de esa aseveración y  hace notar que bien puede ser parte de la crisis psíquica que luego deviene en un cambio análogo a la pérdida de piel de la víbora.  Es un desgaste natural y cíclico que esporádicamente convierte al animal en un espectro de sí mismo. Luego argumenta que la culebra, además de transformarse, es en sí misma una alegoría. Otro inglés Percy Shelley, siglo y medio antes, publicó un poema llamado No despiertes jamás a la serpiente. Parece que nos hablara del reptil como un sonámbulo que en crisis, como en todo acto de sonambulismo,  es consciente de su camino. Y al final llega el inicio: la biblia ya nos sugiere que la serpiente que se le apersona a Eva y la seduce la incita a desobedecer al dios autoritario que nos prohibió arbitrariamente alimentarnos del árbol de la sabiduría. Y desde allí el parangón con la mujer: arpía, víbora, burra o yegua serán todas las que hasta hace poco, como dijo otro inglés – John Lennon – son el negro del mundo.

Fotografía de Carlos El Chino Domínguez, Texto de Mauricio Gutiérrez.


Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 29-ene-2019 1:50:31 UTC
Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190129-QHKNDZ y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190129-QHKNDZ
arte, Escritos, Kathy Coreas, Psicología

“Tinieblas de-mente”



Monstruos y fantasmas giran y giran sin control, apoderándose de tus pensamientos…
Gigantes invasores se imponen a tu razón, inundándote de sufrimientos.

Van tomando distintos contenidos en cada momento de tu vida,
se vuelven poderosos durante el silencio de la noche, taladrando tu mente durante el día.
Tinieblas nublan y contaminan tus pensamientos… envenenan tus sentimientos.

A pesar de tanto padecimiento, muestras tu valentía al mostrarlas gráfica-mente…
 Giran y giran en gran confusión: pastillas, pistola, calavera, humo, tornados, flecha, odio a tí mism@, corazones rotos, hojas que caen, muerte…

Pero en medio de tanta niebla, se divisan tenues rayos de cálida luz: un help me… grita pidiendo ayuda! y algunas flores que aún perduran…

Ante tanto caos y lamento, te cuento un secreto: esos monstruos y fantasmas crecen y crecen, porque es tu miedo su alimento. Cree en ti mism@, y no les temas!!

Cuando sientas que no te quedan fuerzas, cuestiona con todas tus agallas a esos poderosos invasores embusteros, expresa con todo tu coraje tus sentir-es y no te dejes engañar por sus falsos “peros”.

En ciertos momentos, la jaula de tus propios temores te hará sentir sol@ entre tanta gente, falsa creencia de que solo a ti te pasa…

Adelante, atrevete! rompe los barrotes de tu celda imaginaria con tus expresiones de libertad y deseo, permitiéndote despejar las tinieblas de-mente…

Texto: Lic Germán Rothstein
Producción Gráfica: Kathy Coreas (El Salvador)


Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 20-ene-2019 23:52:54 UTC
Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190120-MXQ87Y y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190120-MXQ87Y
adultez, arte, Escritos, Laura Flórez Velandia, vejez

“Huellas”


“Arrugas se dibujan en tu rostro…
mapas de experiencias vividas se inscriben retratando los recuerdos de historias sentidas.
Bella cara da cuenta de décadas de sabiduría,
hablando las biografías de distintas generaciones,
valiosas expresiones trascienden los ideales de cada prole,
escritas en el discurso de tus oraciones.
 
Falacia de la eterna juventud, ideal de un siglo de hipocresía,
fingida felicidad en la repetición de imágenes vacías.
 Máscaras ocultan el temor a envejecer, borrando las huellas de vida,
Alisado de piel, lifting de subjetividad…
individuos en serie, con ceguera de personalidad.
 
Rostro de abuel@, marcas del tiempo de belleza especial e inigualable,
tesoro añejo de ternura y amor, reflejo de huellas pasadas…
destellos brillan en la infinita luz de tu mirada.
Llamaradas de fuego traes contigo desde tu primer día,
cobrando vida en la ventana de tu alma esas vivencias de variado color…
dulces y amargas, cálidas y frías.
 
Maravillosos relatos de otros tiempos resuenan en el timbre de tu voz,
anécdotas valiosas para las jóvenes generaciones, repletas de sueños y pasiones”.
 
Texto: Lic German Rothstein
Contribución Gráfica: Laura Flórez Velandia (Colombia)


Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 12-ene-2019 15:21:51 UTC Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190112-7SDMSL y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190112-7SDMSL
arte, Escritos, Kathy Coreas, Psicología

“Reflejos: Laberinto de Espejos”



Espejo de dos caras, reflejos de vivencias presentes,
reminiscencias de recuerdos sentidos, de momentos añejos.
Juego de doble espejo peligroso e impiadoso,
escisión entre dolor y apariencia, generada por la presión de gente mensa.
Una cara refleja la falsa e hipócrita sonrisa, pantomima que la sociedad necesita…
otra cara sufre y llora su desconsuelo, ocultando lágrimas de un intenso dolor interno.

Este juego de máscaras sostenido en el tiempo te carcome por dentro,
enferma tu alma, destrozando poco a poco tu corazón y sentimientos.
 
¿Cómo romper este laberinto de espejos?
 
Quién sabe ver el mundo interno, mira más allá de cualquier reflejo,
observando tu alma desde su ventana más preciada, tu bella mirada.
 
Pero la ruptura más importante, es la que tienes que realizar desde dentro…
Destroza tu máscara! haciendo trizas ese espejo que lo mandatos dictan,
 muestra al mundo quién eres, siguiendo tus anhelos y deseos!
 
Resuena el clamor de tu voz, escuchándose con fuerza tus gritos de libertad y amor,
Cayendo por tierra los trozos de espejos rotos, abriéndose camino tu pasión.
 
Texto: Lic Germán Rothstein
Producción Gráfica: Kathy Coreas (El Salvador)


Firmado por: SAFE CREATIVE, S.L.. A fecha: 03-ene-2019 0:00:01 UTC Este documento se ha registrado y almacenado en Safe Stamper con código de verificación 190102-V6LJBR y puede ser validado en la dirección https://www.safestamper.com/certificate/190102-V6LJBR
arte, Camila Zawadzki, Escritos, Mauricio Gutierrez, Psicología

“Ojos de Titiritero”



Titiritero del mundo interno, esa mirada poderosa del Ojo Certero…
Ojo que domina, sin dejar lugar a un “pero”.
Esa mirada que parece todo lo ve y todo lo puede, te hace sentir una marioneta,
“ojo de Dios” que ahoga tu libertad y deseo, no dejando lugar a tretas.
En el nombre del padre, en el nombre de la madre, en el nombre de Dios…
figuras cargadas de poder, esas representaciones que tu mente internaliza,
durante tu crianza, de a poco y sin prisa.
En tu mundo interno adquiere así gran poder el nombre del deber, “deber ser” tirano que te lleva a padecer… si esa mirada no llegas a satisfacer.
Mirada de poder, mirada de locura… sentir-es de culpa hacen perder la cordura,
mirada exigente y hostil que no da tregua, y se erige en una gran dictadura.
Dictadura que en principio es externa, posee importantes representantes:
Familia, sociedad y religiones, con sus mandatos resonantes…
Deuda externa se transforma en deuda interna, deuda y culpa producto de un juzgamiento que sin piedad enferma.
En medio de una tormenta de culpa, una pregunta ilumina el cielo:
¿qué hace tan poderoso a ese ojo impiadoso?
 Simple respuesta, suena con ritmo de orquesta:
Intento de satisfacción imposible del deseo de esos otros socialmente poderosos, búsqueda infructuosa de reconocimiento que una y otra vez  se repite en frustración y  sufrimiento.
Es momento de entender, que el gran poder está en reconocer el propio deseo!!
Entonces rompe los hilos que te atrapan, deja de ser marioneta de esos titiriteros…
Se libre desplegando tus alas, vuela al ritmo de tus sueños y deseos…
 
Texto: Lic Germán Rothstein
Contribución Gráfica: Camila Zawadzki (Argentina)


Seguir leyendo ““Ojos de Titiritero””
adolescencia, adultez, arte, Escritos, infancia, Mauricio Gutierrez, Pacientes, Psicología, vejez

“Caminos: ¿hay Cuerd@s?”

Caminante que caminas esa cuerda de vida, por momentos trastabillas, por momentos te equilibras. Sentirte desnud@, expuest@ ante tanta locura, pérdida inquietante de cordura.

Momentos de desesperación por perder el control, situaciones estresan y desvelan, una presión que aumenta y la cuerda se tensa…

Bajo presión, alta tensión! tiras y tiras de la cuerda, cuerda que se desgarra al punto de corte, desgarre que desconcierta y te deja sin agarre.

Seguir leyendo ““Caminos: ¿hay Cuerd@s?””

arte, Escritos, Mauricio Gutierrez, Psicología

“De Lunas y corazones rotos”

 

“Chica de mirada triste, con una mueca de sonrisa pintada en tu cara, pantomima que simula el sufrimiento de tu historia pasada.

Tus ojos hablan sin cesar sobre aquello que tu corazón sufre, y tus palabras son obligadas a callar.

Seguir leyendo ““De Lunas y corazones rotos””